BENEFICIOS DE USAR GLP PARA NUESTRO PLANETA 

El GLP es una mezcla de butano y propano que se extrae en más del 60% de los casos de pozos de gas natural y no de refinar el petróleo, estas sustancias se queman limpiamente y se licuan para que así se puedan almacenar y transportar fácilmente. Este es uno de los combustibles convencionales disponibles más limpios que existe y se caracteriza por no ser tóxico y no tener impacto sobre el suelo, agua y faldas. Tiene un gran aporte medioambiental ya que mejora la calidad del aire interna y externa porqué produce una menor cantidad de particulado NOX de gasóleo, aceite, madera o carbón. 

A diferencia de los combustibles fósiles convencionales, el GLP emite menos gases de efecto invernadero, aportando a la sostenibilidad ambiental de los procesos y garantizando combustiones completas que reducen los costos de mantenimiento para filtros y quemadores.

Al tener menos moléculas de carbono, sus emisiones de dióxido de carbono son menores que las de los coches de gasolina, y las de óxidos de nitrógeno menores que las de los diésel. Además, no emite apenas otro tipo de partículas contaminantes y tóxicas en comparación con un motor diésel como azufres o metales dañinos.

Desde el punto de vista de la calefacción global, la elección del combustible puede jugar una función importante en la reducción de las emisiones de dióxido de carbón y otros gases de efecto invernadero. Para muchas aplicaciones como el transporte, la cocina, la calefacción, procesos industriales y la producción de energía local hay un rol importante en las aplicaciones de pequeñas y medianas escalas para combustibles con bajas emisiones de carbón, como el GLP, que tiene un menor impacto ambiental que otros combustibles tradicionales. 

Los estudios muestran que el GLP genera menos emisiones de dióxido de carbono en comparación a la gasolina y el diesel. Además la emisión de CO2 del GLP es menor del 20% en comparación a la gasolina y además del 10% en comparación con el diesel. El GLP ayuda entonces a reducir las emisiones de CO2. El GLP ayuda también a reducir las emisiones de particulado (BC), que son la segunda causa más grande de la calefacción global y que pueden causar serios problemas de salud.